Publicidad

Cómo optimizar los gastos del hogar a través del e-commerce

Cada día, decenas de personas se embarcan en la lucha de elaborar un presupuesto mensual con el que sea posible abastecerse de todos los productos necesarios para vivir de forma digna sin quebrar en el intento. Estos gastos van desde cosas tan recurrentes como el alimento o el cuidado personal, hasta gastos más periódicos como la medicina, el mantenimiento del hogar, la jardinería, entre otros.

 

 

Es una tarea compleja, mas no imposible, principalmente gracias a las herramientas tecnológicas que se han masificado en los últimos años.

Aunque muchos no lo sepan, el comercio electrónico se ha convertido es una de las herramientas que se ha convertido en un aliado ideal para obtener mejores precios en las compras mensuales. Debe entenderse el comercio electrónico no solo como la venta directa de bienes y servicios, sino de todo el entramado digital para optimizar el proceso de compra-venta.

Un ejemplo actual: sitios de folletos

Un ejemplo ideal de lo que hemos ido mencionando hasta ahora es el de Kimbino, una plataforma que promociona los folletos de descuento más recientes de los principales minoristas que hacen vida en el país. Se trata de una empresa que no solo busca ayudar al consumidor a comprar más barato, sino también a disminuir significativamente el uso de recursos requeridos en la impresión (y mala disposición) de folletos impresos.

Es importante recordar que el ahorro no vendrá únicamente de las plataformas y servicios que tengamos disponibles, sino de una planificación financiera previamente estructurada, así como del control que tengamos sobre nuestros propios impulsos de consumo. Hacer listas de compras, estructurar nuestro presupuesto de forma fija y evitar las compras nerviosas, son elementos necesarios para lograr esta meta.

Comercio digital y el ahorro

En el caso de la Argentina, gracias a la cercanía de las pascuas, actualmente ya es posible encontrar precios de descuento en productos para la decoración del hogar, vestimenta religiosa, e ingredientes para la preparación de platos típicos de la época. Lo mismo podemos ver en distintas temporadas de consumo a lo largo de todo el año, y alrededor del mundo.

Volviendo al ejemplo de los folletos en Kimbino, el consumidor puede optimizar su uso del dinero al conocer un folleto de fin de semana de Carrefour para comprar alimentos a mitad de precio, o aprovechando el más reciente catálogo de Amodil para ahorrar en productos para el cuidado personal. Este tipo de servicios pueden cambiar por completo la forma en la que compramos actualmente.

Gracias a la naturaleza propia de este tipo de proyectos empresariales, puede contarse con una serie de herramientas que agilizan el proceso de ahorro.

Puede ser mediante el boletín personalizado con el que es posible suscribirse y “estar al día” con todas las ofertas que publique un minorista particular, o mediante su app móvil (actualmente disponible en Google Play) que incluso permite encontrar tiendas y ofertas a través de GPS.

Como lo mencionamos, el ahorro vendrá de la habilidad que tenga cada persona para administrar sus finanzas, sin embargo, el uso de estas nuevas herramientas digitales puede marcar la diferencia entre mejorar exitosamente nuestro manejo del dinero, o fracasar en el intento.

Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

>
Facebook