Publicidad
Publicidad
Publicidad

El mundo ve a la Argentina en default ¿y nosotros?

Aunque existan ciertas razones para que la prensa en gran parte del mundo augure un default o default técnico para la Argentina. Vale aclarar que el que se de un nuevo default de Argentina no responde a que no quiera o pueda pagar sus vencimientos externos, para algunos analistas es antojadizo y político decir que habrá un default o el no pago de la deuda.

La salvedad que hay que hacer es que si se diera no respondería a que el Gobierno no muestre voluntad o la capacidad de pago, si se diera el default sería como algunos remarcan para diferenciarlo un default de carácter técnico, y similar al default técnico en el caso de EE.UU. y que finalmente no se dio y que respondía a las negociaciones durante el año pasado contrareloj de los demócratas y republicanos por el techo de la deuda, y que se evitó.

Si le leen los títulos de la prensa mundial esta casi que augura default para Argentina, todo responde al fallo del juez Griesa de EEUU en favor de los fondos buitres, lo que hizo de inmediato ver las consecuencias ante la respuesta del Gobierno argentino y además de ver una crisis económica.

Según el prestigioso diario británico Financial Times decía apenas conocido el fallo de Griesa “Crónica de un default anunciado”, el fallo favorece claramente a los “fondos buitres” lo que hace que el Gobierno argentino deba pagar 1.330 millones de dólares con lo que creen que se ha elevado que la Argentina ingrese en el default y ya muchos dentro del país y fuera se frotan las manos por el lado de la política y de los mercados.

Una de las posibilidades que dan es que al menos el Gobierno argentino trataría de retrasar el pago mientras negocia y apela aunque señalan que si no cumple con el pago si no puede safar será peligroso ante los mercados y como imagen. Para lo que concluye preguntándose y casi anunciando “¿Otro diciembre, otro default? Es posible”.

Por el lado del Washington Post señala que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner “ha quedado sin margen de maniobra” en caso de no poder revertir lo que decidió el fallo, le augura que “corre el riesgo de desencadenar un nuevo impago de la deuda histórica argentina, esta vez por un total de más de 20.000 millones de dólares”. Por el lado del The Guardian recalcó la respuesta del Gobierno al indicar que los políticos argentinos “respondieron con furia” a este fallo de Griesa que forma parte de la corte de Estados Unidos y coincide en darle posibilidad a un default.

La prensa británica como la cadena BBC señala que la “Argentina rechaza un fallo de Estados Unidos sobre el pago de una deuda externa”. En cuanto a La Republica, de Italia, se podía leer “Argentina con riesgo de default técnico”. Sí todos nos ven en default aunque no aclaran que puede ser default técnico ni si existen posibilidades de apelar y dar vuelta el fallo o patearlo para adelante.

De nuestro lado los analistas señalan que antes de acatar habrá algunas instancias como la de recurrir ante la Suprema Corte de EE.UU.. y vuelva a apelar el fallo y se sabe que en la justicia apelar es comprar tiempo así sea un condenado a la silla eléctrica o este caso o un caso menor. Otrso son pesimistas al decir que no todas las causas logran llegar a la Corte Suprema y no le dan muchas chances aunque apelen.

Mientras podría sudfrir del embargo de dólares que sean para pagar la deuda reestructurada, si el Gobierno preve esto trataría de salirse de la plaza de New York, ya que actualmente el agente de pago de los títulos ha fijado sede y hasta su puerta podrían llegar.

Por lo que se buscaría pagarle los vencimientos de deuda a los bonistas pero dentro de otra plaza y así esquivar la posibilidad de embargos de los dóalres por parte de la justicia de EE.UU., si fuera así si se llamaría “default técnico”, además está el problema de los tiempos que lleva el mudarse de plaza y lo que pueda pasar en medio.

Lo que si creen y afirman muchos por lo alto y lo bajo es que el Gobierno no irá por la vía del arreglo con los fondos buitres, de ninguna manera se sentará a la mesa con ellos, el Gobierno de Argentina no va a retroceder ni negociar.

Otro punto es que si se negociara una potencial mejora para estos fondos buitres sobre los bonistas que han ingresado al canje, el problema es que una posible mejora también recaería en todos los tenedores de deuda lo que tampoco es posible por los costes.

El tiempo corre, ya que se espera que previo al 2 de Diciembre, el mismo Juez Thomas Griessa salga a exigirle al agente encargado del pago a que retenga y distribuya “pari passu” entre los bonistas.

Fuente: Parte de Infobae

Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

>
Facebook