Publicidad

Kondratieff Cycles

Nikolai Kondratieff (1892-1938) ha sido un eminente economista ruso, que estudió la historia del sistema capitalista y descubrió que el capitalismo es en realidad un sistema de autorenovación cíclico. En 1926 publicó sus conclusiones sobre “las ondas largas en la vida económica”, y comparó los ciclos económicos con las estaciones del año.

Sin duda alguna, podría sorprender a más de uno como se pueden predecir las crisis a partir de esta teoría, que tiene más de 90 años y que fue dada por muerta por muchos, pero que resucitó a partir de esta última crisis financiera.

La teoría de Kondratieff, como ya mencionamos, divide a los ciclos económicos en 4 estaciones bien diferenciadas:

1- Primavera, fase de crecimiento inflacionario

Históricamente, la fase de crecimiento necesitó de 25 años para completarse. Durante este tiempo, cae el desempleo, los sueldos y la productividad aumentan y los precios se mantienen relativamente estables.

2- Verano, periodo de estanflación

Los elementos que caracterizan a este periodo son una caída drástica en la producción, el crecimiento rápido del desempleo y una recesión grave no habitual. A pesar de que esta recesión primaria tiene una corta vida (tan solo de tres a cinco años), es clave en cuanto a la alteración de las percepciones, los cambios de actitud y la estructura de la economía.

3- Otoño, donde encontramos una deflación beneficiosa en un periodo de estancamiento

La recesión primaria del Verano de Kornatieff es el resultado de un desequilibrio en la economía forzado por limitaciones reales, tanto de recursos como humanos. El rápido aumento de precios y los cambios en la producción corrigen este desequilibrio. Este cambio en la estructura de precios, junto con el estado de ánimo de una población acostumbrada al consumo y la acumulación de riqueza en los últimos 30 años, hace que la economía entre en un periodo de crecimiento relativamente chato y de prosperidad media.

La euforia por el consumo, producto de la sensación de prosperidad, generan un rápido aumento en la deuda. Esto produce un consumo de riquezas que va más allá de todos los límites prácticos, y finalmente la burbuja explota y la economía cae en una depresión grave y prolongada.

4- Invierno, donde hay una deflación que nos conduce a una recesión y posterior depresión.

Los excesos del Otoño generan el colapso de la estructura de precios. El agotamiento de las riquezas acumuladas hace que la economía entre en un periodo de grandes ajustes. Generalmente, la depresión conlleva un colapso de tres años, seguido de un periodo de 15 años de ejercicios deflacionarios.

El ciclo completo de las estaciones de Kondratieff dura entre 40 y 60 años, y sí, adivinen en que fase nos encontraríamos ahora mismo…

Esta teoría ha sido probada luego de la muerte de Kondratieff, producida en 1938, ya que hasta ese momento, el célebre economista ruso había diferenciado los ciclos en periodos de tiempos pasados. De esta manera, los primeros ciclos de Kondratieff fueron:

  • Primaveras: 1794-1800, 1844-1858, 1896-1907.
  • Veranos: 1800-1816, 1858-1864, 1907-1920
  • Otoños:  1816-1835, 1864-1874, 1920-1929.
  • Inviernos: 1835-1844, 1875-1896, 1929-1949

Debido a que el último ciclo de Kondratieff finalizó alrededor de 1949, desde el comienzo de un nuevo ciclo, posterior a su muerte, hemos sido testigos de una inflación beneficiosa (1949-1966), de estanflación (1966-1982), de deflación beneficiosa (1982-2000) y de acuerdo con Kondratieff, ahora nos encontramos en el ciclo de deflación (invierno) que debería conducirnos a la depresión.

Es escalofriante pensar que la Onda Larga de Kondratieff está llegando hasta nuestros días, y considerando que cada ciclo o estación tiene una duración aproximada de entre 15 y 20 años, es de esperar que el actual contexto de crisis se estire, al menos, hasta finales de esta década.

Leer la nota completa


Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *