Tanagel es un medicamento que contiene gelatina tanato como principio activo. Está indicado en el tratamiento de los síntomas de la diarrea aguda inespecífica en adultos y adolescentes mayores de 14 años, cuando las medidas dietéticas y la rehidratación oral no son suficientes.

La gelatina tanato es una forma de gelatina que tiene propiedades astringentes, lo que significa que puede ayudar a reducir la frecuencia y la consistencia de las deposiciones líquidas. Esto puede ser especialmente útil en casos de diarrea aguda, donde el intestino está irritado y produce heces líquidas con mayor frecuencia.

Tanagel actúa formando una capa protectora en la mucosa intestinal, lo que ayuda a reducir la irritación y la inflamación. Además, también puede ayudar a regular el tránsito intestinal, favoreciendo la formación de heces más consistentes.

Es importante tener en cuenta que Tanagel no es un medicamento adecuado para todas las formas de diarrea. Si tienes diarrea crónica o si los síntomas persisten durante más de 48 horas, es importante que consultes a tu médico para obtener un diagnóstico adecuado y un tratamiento adecuado.

El uso de Tanagel debe ser siempre bajo prescripción médica y se recomienda seguir las indicaciones del médico o farmacéutico en cuanto a la dosis y duración del tratamiento.

Lista de medidas dietéticas recomendadas para tratar la diarrea:

  1. Evitar alimentos grasos y fritos.
  2. Consumir alimentos ricos en fibra soluble, como plátanos, arroz blanco y zanahorias.
  3. Beber líquidos en abundancia, como agua, caldos o bebidas isotónicas.
  4. Evitar alimentos que puedan irritar el intestino, como el café o el alcohol.
  5. Consumir alimentos ricos en probióticos, como yogur o kéfir, para favorecer la recuperación de la flora intestinal.

Es importante destacar que estas medidas dietéticas son complementarias al tratamiento farmacológico y no deben ser utilizadas como sustituto del mismo.

Tabla de precios de Tanagel:

Tabla de precios de Tanagel:

Presentación Precio
12 comprimidos 9,95
24 comprimidos 16,50
36 comprimidos 23,75

Estos precios son aproximados y pueden variar dependiendo de la farmacia o establecimiento donde se adquiera el medicamento.

¿Cuando se tiene diarrea, ¿se puede comer gelatina?

¿Cuando se tiene diarrea, ¿se puede comer gelatina?

La gelatina puede ser una opción adecuada para comer cuando se tiene diarrea, ya que es fácil de digerir y su consistencia suave puede ayudar a calmar el sistema digestivo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todas las gelatinas son iguales y algunas pueden contener ingredientes que podrían empeorar los síntomas de la diarrea.

Es recomendable optar por gelatinas sin sabor, ya que las que contienen sabores artificiales o colorantes pueden ser más difíciles de digerir. Además, es importante evitar la gelatina con alto contenido de azúcar, ya que esto puede empeorar los síntomas de la diarrea. Se sugiere optar por gelatina sin azúcar o endulzada con edulcorantes artificiales.

Es importante destacar que la gelatina no debe considerarse como la única fuente de alimentación cuando se tiene diarrea. Es recomendable seguir una dieta blanda y baja en fibra, que incluya otros alimentos como arroz blanco, plátanos maduros, puré de patatas y sopas suaves. Además, es fundamental mantenerse hidratado bebiendo suficiente agua y evitando bebidas con cafeína o alcohol.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la diarrea?

¿Cuál es el mejor tratamiento para la diarrea?

Además de beber agua, también es interesante incorporar otros líquidos a nuestra dieta para tratar la diarrea. La limonada es una excelente opción, ya que el limón contiene propiedades astringentes y antibacterianas que pueden ayudar a reducir la duración de la diarrea. Las infusiones de hierbas como la menta poleo también son beneficiosas, ya que ayudan a calmar el sistema digestivo y reducir la inflamación. El agua de coco es otra bebida recomendada, ya que contiene electrolitos naturales que pueden ayudar a reponer los nutrientes perdidos durante la diarrea. Además, se ha demostrado que el agua de arroz tiene propiedades astringentes que pueden ayudar a reducir la frecuencia de las deposiciones líquidas.

Otra opción a considerar son los productos naturales del herbolario, que son especialmente eficaces y digeribles cuando se consumen en forma de infusiones. Por ejemplo, la salicaria es una hierba que se ha utilizado tradicionalmente para tratar problemas digestivos, incluida la diarrea. También se ha demostrado que el jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, por lo que puede ser beneficioso para aliviar los síntomas de la diarrea. Además, existen preparados de suero oral disponibles en farmacias que pueden ayudar a reponer los electrolitos y líquidos perdidos durante la diarrea.

¿Qué puede comer una persona que tiene diarrea?

En caso de tener diarrea, es importante seguir una alimentación adecuada para favorecer la recuperación del organismo. Algunos alimentos que se pueden incluir en la dieta son:

Leche y derivados: Se recomienda consumir yogur natural, ya que contiene probióticos que ayudan a restaurar la flora intestinal. Evitar los lácteos enteros, ya que pueden aumentar la diarrea en algunas personas.

Carnes: Es aconsejable optar por carnes magras, como pollo sin piel o pavo, ya que son más fáciles de digerir. Se deben evitar las carnes grasas o procesadas, ya que pueden empeorar los síntomas.

Pescados: Se pueden consumir pescados blancos, como merluza o lenguado, que son más suaves para el sistema digestivo. Evitar pescados grasos, como el salmón o el atún, ya que pueden ser más difíciles de digerir.

Huevos: Se pueden consumir de 2 a 3 unidades por semana, preferiblemente cocidos o en forma de tortilla. Evitar los huevos fritos o con salsas, ya que pueden ser más pesados de digerir.

Verduras y hortalizas: Se recomienda consumir batata y zanahoria bien cocidas en forma de puré, ya que son suaves para el sistema digestivo. Evitar las verduras crudas o fibrosas, como el brócoli o la col, ya que pueden aumentar la diarrea.

Cereales y pastas: Se pueden consumir arroz blanco, pan blanco y pastas bien cocidas. Estos alimentos ayudan a espesar las heces y son fáciles de digerir.

Es importante recordar que cada persona puede tolerar diferentes alimentos, por lo que es recomendable consultar con un profesional de la salud antes de realizar cambios en la dieta. Además, es fundamental mantenerse hidratado, bebiendo suficiente agua y consumiendo líquidos como caldos de verduras o infusiones sin azúcar.