El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a millones de personas en todo el mundo. Además de los síntomas motores característicos, como los temblores y la rigidez muscular, los pacientes también experimentan síntomas no motores que pueden ser igualmente debilitantes. Sin embargo, recientes investigaciones han revelado que el Viagra, un medicamento comúnmente utilizado para tratar la disfunción eréctil, podría ofrecer una nueva esperanza para aliviar estos síntomas no motores en los pacientes con Parkinson.

¿Qué no debe tomar una persona con Parkinson?

Alimentos que debe evitar una persona con Parkinson

Una persona con Parkinson debe evitar ciertos alimentos que pueden empeorar los síntomas de la enfermedad. En primer lugar, es recomendable evitar carnes ricas en grasas como el pato, el cerdo y la ternera, ya que su consumo puede aumentar la inflamación en el cuerpo y afectar el funcionamiento del sistema nervioso. También se deben evitar las carnes curadas o ahumadas, así como la charcutería en general, como los patés y las salchichas.

Además, es importante evitar pescados adobados, vísceras, escabeches y salazones, ya que contienen altos niveles de sodio y pueden desencadenar la rigidez muscular y otros síntomas de la enfermedad. Las frutas escarchadas y confitadas también deben evitarse, ya que suelen contener altos niveles de azúcar y aditivos que pueden desencadenar cambios en los niveles de azúcar en sangre y empeorar los síntomas del Parkinson.

Otro grupo de alimentos que se deben evitar son las bebidas alcohólicas y estimulantes como el café. Estas sustancias pueden interferir con los medicamentos utilizados para tratar el Parkinson y empeorar los síntomas motores y no motores de la enfermedad. Por último, es recomendable evitar el aceite de coco, ya que contiene altos niveles de grasas saturadas que pueden aumentar la inflamación en el cuerpo y afectar la salud cerebral.

¿Cómo es la sexualidad en una persona con Parkinson?

¿Cómo es la sexualidad en una persona con Parkinson?

La disfunción sexual es un problema común en las personas que padecen la enfermedad de Parkinson. En los hombres, la disfunción eréctil es uno de los síntomas más frecuentes, lo que dificulta la capacidad de tener o mantener una erección. También pueden experimentar dificultades para eyacular y para alcanzar el orgasmo. Estos problemas pueden ser causados por los cambios en el sistema nervioso y los efectos secundarios de los medicamentos utilizados para tratar la enfermedad.

En las mujeres con Parkinson, los problemas sexuales más comunes incluyen la falta de lubricación vaginal, la tensión vaginal y la incontinencia urinaria durante el acto sexual. Estos síntomas pueden dificultar las relaciones sexuales y causar incomodidad o dolor. También pueden afectar la intimidad y la satisfacción sexual de la pareja. Es importante destacar que cada persona puede experimentar la enfermedad de Parkinson de manera diferente, por lo que es fundamental comunicarse abiertamente con el médico y buscar soluciones adaptadas a cada caso específico.

¿Qué factores empeoran el Parkinson?

¿Qué factores empeoran el Parkinson?

Los factores que pueden empeorar los síntomas del Parkinson incluyen el cansancio, la excitación y el estrés. Cuando una persona con Parkinson está cansada, los síntomas como el temblor pueden intensificarse. Además, el estrés y la excitación pueden desencadenar el temblor del rodamiento de la píldora, que es un movimiento involuntario de frotamiento del pulgar y los dedos de la mano. Este temblor puede ser incómodo y dificultar el desempeño de tareas diarias.

Además, el Parkinson también puede afectar otras partes del cuerpo además de las manos. Los movimientos involuntarios pueden ocurrir en la cabeza, los labios, la lengua y los pies, lo que puede dificultar la comunicación y el equilibrio. Estos movimientos pueden ser impredecibles y pueden variar en intensidad y duración.

Es importante tener en cuenta que cada persona con Parkinson puede experimentar síntomas y factores desencadenantes diferentes. Por lo tanto, es fundamental que las personas con Parkinson trabajen en colaboración con su médico y equipo de atención médica para desarrollar estrategias de manejo individuales que les ayuden a controlar y minimizar los factores que empeoran sus síntomas.

¿Qué puedo hacer para evitar que el Parkinson progrese?

¿Qué puedo hacer para evitar que el Parkinson progrese?

Además de seguir el tratamiento médico prescrito, existen diferentes actividades y ejercicios que se pueden llevar a cabo para retrasar el avance del Parkinson. Una de las recomendaciones principales es realizar actividad aeróbica de forma regular. Esto puede incluir caminar, andar en bicicleta o nadar. Estos ejercicios ayudan a mantener el sistema cardiovascular en buen estado y fortalecen los músculos.

Otro tipo de entrenamiento recomendado es el de fuerza. Esto implica realizar ejercicios con pesas o máquinas de resistencia para fortalecer los músculos y mejorar la movilidad. También es importante trabajar en el equilibrio, la agilidad y la capacidad de realizar varias tareas al mismo tiempo. Esto se puede lograr a través de ejercicios específicos que incluyan movimientos de equilibrio y coordinación.

Además, los estiramientos son fundamentales para mantener la flexibilidad y prevenir la rigidez muscular. Es recomendable realizar estiramientos suaves y seguros, prestando especial atención a las áreas más afectadas por la enfermedad.